Islandia y Alemania a la cabeza en buscar soluciones a la brecha salarial entre mujeres y hombres

Alemania acaba de sacar una nueva norma de carácter declarativo, (no se forzará a las empresas a igualar sueldos), que pretenden poner en evidencia con números esas diferencias internas de las personas empleadas. Es la Ley para el fomento de la transparencia en las estructuras salariales que afectará a organizaciones de más de 200 personas en plantilla. En este mismo sentido, las empresas de más de 500 trabajadores y trabajadoras tendrán que elaborar informes periódicos sobre la igualdad salarial entre cuadros internos.

 

En Asturias se registra una brecha salarial del 28,1%, según datos proporcionados por UGT. Es la segunda más alta, tras la Comunidad Autónoma de Cantabria. Esto quiere decir que las mujeres cobran unos 7.589 euros menos que los hombres, por año y como consecuencia las pensionistas reciben unos 8.840 euros menos que sus compañeros varones.

En España, a nivel nacional, se está trabajando en un borrador para establecer nuevas medidas de lucha contra la brecha salarial , una de ellas será el de obligar a las organizaciones de más de 250 personas en plantilla a hacer auditorias salariales comparativas de mujeres y hombres. En línea con Alemania se pretende “establecer legalmente el derecho de información de todas las personas trabajadoras”

En Islandia, van un poco más allá, y es el primer país en declarar ilegal la discriminación salarial por razón de sexo, obligan a todas las empresas de más de 25 personas en plantilla a sacar un certificado oficial que acredite que cumplen los criterios de paridad en los sueldos, sino serán sancionados con multas diarias en torno a los 400 euros.

Fuentes: Artículo prensa La Nueva España

Prensa: Artículo prensa, El País

 

Anuncios