Documento con 40 preguntas frecuentes sobre Planes de Igualdad

En el marco del proyecto “A las empresas, igualdad y eficiencia” de La Dirección General de Responsabilidad Social Corporativa, de las Islas Baleares, se elaboró un manual para ayudar a resolver las dudas más frecuentes en relación con los planes de igualdad y conciliación que elaboran las empresas.

Algunas preguntas son:

1.- ¿Qué es un Plan de Igualdad? y, ¿para qué se elabora?

Es un conjunto de medidas que se establecen en una empresa para garantizar que trabajadoras y trabajadores participan por igual en la formación, promoción y otras prácticas de la empresa; así como para equilibrar la presencia de mujeres y hombres en el conjunto de la plantilla, especialmente, en los puestos de trabajo donde existe escaso número de mujeres.

Sirve para optimizar los recursos humanos y para eliminar cualquier tipo de discriminación que por razón de sexo pueda existir en la empresa. Se trata de garantizar la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres.

2.- ¿En qué beneficia a la empresa?

En primer lugar, la actividad laboral se adjudica en función de la capacidad de la persona produciendo efectos positivos sobre la motivación y satisfacción de la plantilla, en la retención de talento y en la mejora del clima laboral. En segundo lugar, la empresa puede dar publicidad tanto del plan como de las medidas de igualdad adoptadas, que repercute en una imagen externa positiva y, por tanto, en un mayor reconocimiento público.

3.- ¿Es necesario evaluar el Plan de Igualdad?

Sí, las medidas han de ser evaluadas para saber si han producido o están produciendo los resultados esperados. En la elaboración del plan deben figurar los indicadores de seguimiento de las medidas, así como la manera de recoger esa información, la distribución de responsabilidades y los plazos de evaluación.

Para facilitar la aplicación del plan y garantizar la obtención de resultados es recomendable realizar una evaluación anual del plan.

4.- ¿Qué es el distintivo empresarial en materia de igualdad?

Es un reconocimiento de la Administración pública a todas aquellas empresas que destacan por las medidas que realizan para garantizar la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres, así como por los resultados que obtienen.

Puede ser utilizado por las empresas para el tráfico comercial, con fines publicitarios o como documentación para la acreditación del compromiso en materia de igualdad en los concursos públicos y subvenciones a las que pueda optar.

PUEDES ACCEDER AL DOCUMENTO COMPLETO AQUÍ

La salud laboral de las mujeres es más que una cuestión general.

Los problemas de salud de las mujeres también son un reflejo de la desigualdad de género. La maternidad presenta un riesgo laboral y económico que las políticas no cubren por completo, además de los problemas asociados que surgen a raíz de ausentarse de la actividad laboral: rol empresarial escaso, no disponen de proyectos de responsabilidad, dificultad para la promoción…

Los trastornos de ansiedad son más comunes en mujeres, han de adaptarse a un entorno hostil, encargarse de la familia, compaginar tiempos, mantener su alto desempeño en todos los ámbitos…doble, triple jornada.

Se ha de crear un sistema de trabajo que apoye las necesidades de las mujeres e involucre, con igualdad de responsabilidades, a sus compañeros de vida. Pero, ¿Cómo avanzamos sin el cambio de mentalidad del empresariado? Las organizaciones progresistas que quieran atraer al talento femenino deben integrar políticas que permitan un balance saludable, como flexibilidad de horarios, beneficios de salud reproductiva y familiar y acceso a guardería cerca del trabajo.

Todos y todas somos parte del problema y de la solución. Los gobiernos, las empresas, asociaciones y los ciudadanos y ciudadanas. El estado actual de la salud de la mujer está lejos de ser el más adecuado. No se trata sólo de otro aspecto más a mejorar en el sistema de salud, es una cuestión de valores. Se trata de cómo queremos evolucionar como sociedad, y qué futuro queremos ofrecer a las próximas generaciones.

Se trata de un asunto complejo que tiene matices políticos, económicos, de ideología de igualdad y derechos humanos.

Fuente: web Nómada