Se aprueba la Directiva europea que mejora la conciliación de la vida familiar y profesional.

El Parlamento Europeo dio su visto bueno a las nuevas reglas sobre duración mínima de la baja de paternidad y permisos parentales no transferibles. La normativa, que ya había sido acordada de manera informal con los ministros y ministras de la UE, fija los mínimos que todos los Estados miembros deberán respetar, con objeto de impulsar la presencia de mujeres en el ámbito laboral y reforzar el rol del padre, o del segundo progenitor, en la familia.

  • Permiso de paternidad mínimo de diez días retribuidos como la baja por enfermedad.
  • Dos meses de permiso parental no transferible.
  • Hasta cinco días al año para cuidados.
  • Fórmulas de trabajo flexibles, incluido el trabajo a distancia.

Además, los padres trabajadores y cuidadores podrán solicitar una adaptación de su modelo de trabajo, incluido, si es posible, el trabajo a distancia y el horario flexible.

Los Estados miembros tendrán tres años para cumplir con las disposiciones de la directiva.

Fuente: Parlamento Europeo